Legislación y Gas R32

El nuevo gas refrigerante R32 está llamado a convertirse en un estándar en el sector del aire acondicionado doméstico. Los motivos de su implantación hay que buscarlos, por un lado, en sus ventajas sobre sus competidores y, por el otro, en la legislación europea en materia de medio ambiente, que establece el uso de productos más ecológicos, eficientes y sostenibles. Repasamos algunos de los aspectos más importantes en materia de legislación y R32:

¿Qué dice la normativa?

Como ya pasara hace unos años con el R22, la legislación de la UE ha previsto que desaparezca de forma gradual el gas R410-A, el más usado actualmente en equipos domésticos de aire acondicionado. El motivo hay que buscarlo en la normativa europea CE 517/2014. Este texto establece como obligatorio para todos los países de la Unión reemplazar los gases fluorados (gases F) por razones medioambientales y de contaminación. El R410-A se incluye en esta categoría, por lo que su uso debe de ser cada vez más anecdótico hasta terminar desapareciendo.

¿Por qué se sustituyen los gases fluorados?

La desaparición y sustitución de estos gases responde a criterios medioambientales. La UE quiere evitar productos que contribuyan a agrandar el agujero de la capa de ozono y, además, también aquellos que puedan tener un efecto negativo sobre el efecto invernadero y el calentamiento global. Por eso, la industria ha apostado por el gas R32, ya que cumple con los objetivos de reducción en la comercialización de HFCs impuesta por el reglamento europeo sobre gases fluorados.

¿Cuál es el plazo según la ley para pasar al R32?

El mejor momento para empezar a usar productos con R32 es ya mismo, puesto que se estima que otros gases (como el R410-A) desaparezcan en breve, lo que dificultará encontrar gas para recargas, fugas o averías. La UE ha establecido un plazo de transición que va de 2017 a 2030 para dejar de usar los gases más contaminantes, pero la mayoría de fabricantes ya ha realizado una decidida apuesta por el R32 y la fabricación de otros sistemas será cada vez menos habitual.

¿Qué dice la UE sobre el gas R32?

El reglamento europeo sobre gases fluorados prohíbe el uso de refrigerantes con un PCA (Potencial de Calentamiento Global, también conocido por sus siglas en inglés, GWP) superior a 750 en aparatos de aire acondicionado Split con una carga de refrigerante inferior a 3 kg a partir de 2025. La mayoría de dispositivos de uso doméstico cumplen con estas características, incluso los que cuentan con un compresor exterior y varias unidades interiores. Hay que tener en cuenta que el GWP del R410-A es de 2088, por lo que difícilmente podrá encontrarse en aires acondicionados domésticos a partir de 2025. Por eso, las autoridades europeas han animado a los fabricantes a usar las alternativas existentes, siendo el gas R32 una de las mejores, lo más rápido posible. El R32 tiene un GWP cuatro veces menor (675) por lo que cumple a la perfección con las disposiciones legales de la UE. Por eso, se ha convertido en la alternativa preferida para fabricantes y también para los organismos oficiales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *