¿Qué tipo de gas utiliza el aire acondicionado?

Si tenemos aire acondicionado en casa o estamos pensando en comprar uno, lo más probable es que hayamos oído hablar del gas refrigerante para este tipo de dispositivos. El gas es un producto imprescindible para producir frío; circula por los conductos del circuito de nuestra máquina de aire acondicionado y tiene como función conseguir la transmisión térmica y generar un ambiente más fresco. Pero…

¿Qué tipo de gas utiliza el aire acondicionado?

La respuesta a esta pregunta dependerá de varios factores, como el tipo de dispositivo o su antigüedad. De esta manera, por ejemplo, los aires acondicionados de uso doméstico funcionaron mayoritariamente con gas R22 hasta el año 2010. Sin embargo, la normativa de la UE había previsto la desaparición de este refrigerante, que tenía un impacto negativo sobre la capa de ozono, por lo que se dejó de utilizar.

La sustitución progresiva del gas refrigerante R22

A partir de este momento, varios gases sustituyeron al R22. Los más comunes para uso doméstico fueron el R134 y el R410-A que, a día de hoy, es prácticamente el estándar más usado en la industria. El R410A, a diferencia del R22, no impacta en el agujero de la capa de ozono, además tiene la cualidad de no ser tóxico y, por ello, es el más utilizado en aires acondicionados comercial y doméstico, sin embargo la tendencia es que se vaya implantando el gas R32, que presenta numerosas ventajas. La más destacada de ellas es que su índice GWP es muy inferior en comparación (se sitúa en 675), por lo que tiene un impacto mucho más bajo sobre el calentamiento global y el efecto invernadero. Además, es un gas puro, a diferencia del R410A que es el resultado de una mezcla, por lo que resulta mucho más sencillo de reciclar y de reutilizar, ya que no hay que separar sus componentes.

Ventajas del Gas Refrigerante R32

Más allá de sus beneficios ecológicos, el R32 también presenta otras ventajas. Entre ellas destacaríamos que es más eficiente (alrededor de un 10% más) y, al ser un gas más denso, requiere de una menor carga para conseguir los mismos resultados (un 30% menos). Además, ofrece un mejor rendimiento con temperaturas exteriores extremas. Eso sin contar que, aunque su temperatura de ebullición es similar al R410A y ligeramente superior al R22, se considera un gas con bajo riesgo de accidentes por causas de toxicidad y de inflamabilidad.

Mirando al futuro con el gas refrigerante R32

Por todo ello, se cree que el R32, que actualmente ya está disponible en muchos dispositivos, se convertirá en pocos años en el gas más utilizado en el sector del aire acondicionado doméstico, aunque también se utiliza en el entorno industrial. Si pensamos en comprar un dispositivo, es importante tener en cuenta como previsión de futuro la estandarización de gases como el R32, lo que evitará problemas a la hora de recargar nuestros aparatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *